Emilie nace el 31 de diciembre de 1918 en los Alpes, Francia. Fue la mayor de sus hermanos: José, María Teresa, Ernesto, Elizabeth, Simona, Luis y Cecilia. Sus padres son José Chancraín y Maria Luisa Tholier.

A sus 13 años, Emilie pierde a su madre y es así que toma su puesto de hermana mayor en la familia. El recuerdo de su madre muy amada inspiraba a Emilie una grande reserva. Activa, en la caso no economizaba esfuerzos para entregarse a los cuidados domésticos y al orden. Sus tiempos libres los ocupaba para dibujar, tejer e inventar bonitos modelos. Muy joven dio prueba de una gran madurez.

Es en el Instituto del Ave Maria, en Fourviere, que Emelie prepara su Diploma de Estudios Superiores. Después pasa a ciudad de Avignon donde prepara su Bachillerato en Matemáticas. Estas dos instituciones educativas son de las Oblatas del Corazón de Jesús. Aprende el italiano muy rápidamente.

Sus compañeras de internado se sorprenden por la fidelidad de Emilie a la Misa cotidiana durante un período de sobrecarga escolar. Más aún porque ella reemplaza a la profesora que daba Matemáticas que se enferma.

Después de los éxitos alcanzados en los exámenes, se impone una licenciatura en matemáticas, pero el llamado del Señor es más fuerte que todo y pasa el último verano en familia en los preparativos para realizar el deseo más querido de su corazón.
La guerra estalla y los medios de comunicación escasean. Difícil atravesar todo el país de Francia. ¡Pero eso no la detiene ¡La decisión está tomada! ¡Inútil insistir sobre el desgarramiento de la separación con los más jóvenes y con papá cuyo hijo había partido ya a la guerra.

En la noche del 14 al 15 de septiembre de 1939, Emilie atraviesa la puerta de la Casa Madre en Montlucon y sube al Noviciado. Muy rápido, Emilie revela el don de ella misma en los oficios que le son confiados: en la Institución educativa “Santa Filomena “ y en el Seminario Menor de los Samueles (Ambas instituciones de las Oblatas del Corazón de Jesús). Desde que finalizó su Noviciado, fue en el Colegio de la ciudad de Gueret que Emilie fue enviada. La situación era muy difícil en ese tiempo de guerra para la alimentación de las internas y por la perturbación continua día y noche por los bombardeos que les obligaba descender precipitadamente a los escondites del sótano.

Para su Oblación, en Pascua de 1941, Emilie ofrece a su hermana menor una estampa de recuerdo donde ella había escrito:

“Es suficiente para mi felicidad que mi Dios esté vivo”. Vivirá esa felicidad en circunstancias donde sólo la fe puede realizarla”.

Sus votos perpetuos, preparados en la Casa del Sagrado Corazón en la ciudad de San Severe (Departamento francés de Indre) se celebraron en la capilla del Sagrado Corazón en la Casa Madre en Montlucon, el 5 de septiembre de 1946.

Algunos meses después es llamada por la Superiora General de Gueret. Emilie remplazará a la Oblata que había sido designada como Maestra de Novicias en América Central a causa de un cáncer.

Emilie al salir de Gueret tuvo la intuición de la misión que la esperaba. Es así que a sus 28 años, con una dispensa de Roma, parte a El Salvador en 1948 como formadora de muchas generaciones de Oblatas latinoamericanas durante 15 años.

Después de un año como Directora del Colegio del Sagrado Corazón en San Salvador parte a la Casa en Washington D.C. U.S.A. como Directora y Superiora de la Academia “Nuestra Señora de Guadalupe” para jóvenes estudiantes latinoamericanas. Después de 3 años parte definitivamente a Francia como Secretaria particular de la Superiora General , Madre Marie Pierre Dyckmans. En el Capítulo General del Instituto en 1966 es nombrada Superiora General, reelecta tres veces, hasta su muerte acaecida el 29 de junio de 1982.

 

 

 

 

 

 

 

 

11 Calle Poniente N° 4354, Colonia Escalón, San Salvador, El Salvador, Centro América.
Teléfono: (503) 2263-3170, (503) 2263-3121
Correo: info@cosaco.edu.sv